0

Historia de La Serena

Publicado por el .

La comarca está definida por ser territorio jurisdiccional de la Orden de Alcántara, quien recuperó este territorio a los musulmanes en la primera mitad del siglo XIII. De hecho, varias de las poblaciones de la comarca tienen origen musulmán: Lares, Magacela, Zalamea, Benquerencia o Jefe del Buey son sólo un ejemplo, mientras que en las cercanías de Villanueva se levantaba el desaparecido castillo de Umm-Ya’far.

La Orden de Alcántara pronto configuró el Partido de la Serena. La parte original del mismo estaba asignada al priorato de Magacela (con Magacela, Villanueva de la Serena, La Haba, La Coronada, Campanario, Quintana y La Guarda); más tarde se fundaría el priorato de Zalamea (con Zalamea, Valle de la Serena e Higuera de la Serena). Finalmente las comunidades de Benquerencia (con Benquerencia, Castuera, Esparragosa de la Serena, Malpartida y Monterrubio) y las comunidades de la Sierra de Lares (con Esparragosa de Lares, Galizuela, Sancti-Spiritus y Jefe del Buey).

Todo este territorio fue incorporado a la corona por Real Cédula de 17 de Septiembre de 1734, constituyendo la Real Dehesa de la Serena. En esta época del siglo XVIII se censan unas 200.000 ovejas merinas en La Serena. El territorio fue dividido en el siglo XIX en dos partidos judiciales: Castuera y Villanueva de la Serena.

Se cree que Magacela es la Contosolia romana y sobre el núcleo actual de población, otea el desparramado castillo alcantarino, otrora residencia del prior. A finales del siglo XV, el priorato trasladó su sede en Villanueva, donde el último maestre de la orden, Juan de Zúñiga, mando construir un palacio (remodelado en numerosas ocasiones y hoy convento de clausura) en la calle de San Benito, cerca de la plaza principal.

Durante la Guerra Civil Española, este territorio se mantuvo fiel a la República y resistió durante dos años el avance de los nacionales, hasta que la llamada “bolsa de la Serena” cayó en el verano de 1938.

Mas información – La Serena

Fuente – La Serena

Te puede interesar

Escribe un comentario