0

Historia de Guareña

Publicado por el .

guareña

El asentamiento poblado de Guareña parece remontarse a la época prehistórica, si bien el origen concreto del enclave actual resulta difícil de establecer. Se han encontrado en sus alrededores vestigios de su existencia en la etapa romana y también restos visigodos aparecidos a principios de siglo. Posteriormente fue ocupada por los musulmanes, hasta que en el siglo XIII aparece ya con la denominación actual.

El núcleo urbano actual comenzó a crecer, allá por el siglo XIII, alrededor de un primitivo torreón vigía, de cuando esta zona fue tierra fronteriza con la de los moros, antes de la Conquista del Valle del Guadalquivir por Fernando III el Santo, teniendo la consideración de poblado a partir de finales del siglo XIII (son numerosas las referencias documentales a esta población a partir de esta fecha). El crecimiento y la fusión, sobre aquel torreón inicial, de las aldeas cercanas dieron origen a lo que sería el casco urbano de Guareña. Sus pobladores en aquellas fechas eran de procedencias muy diversas, abundando los originarios de tierras del norte.

Por Guareña pasa la Cañada Real Leonesa, una de las Cañadas más importantes para la trashumancia en la antigüedad, posible origen de la afluencia de pobladores del norte que bajaban con sus ganados y posteriormente se asentaban por la zona. Su nombre como tal no aparece hasta el siglo XIII en un privilegio concedido por Alfonso X, y en el siglo XV los Reyes Católicos le concedieron el título de Leal, eximiéndose la de la jurisdicción de la Orden de Santiago. Más tarde pasó a depender del Condado de Medellín, y en el siglo XVIII diferentes nobles (Conde de los Corbos, Marqués de Monsalud, Duque del Arco, Marqués de Mondéjar,…) se repartirían la mayor parte de sus ricas dehesas.

Más información – Guareña 2

Fuente – Guareña 

Te puede interesar

Escribe un comentario