0

Baterno

Publicado por el .

baterno

Baterno es una localidad española de la provincia de Badajoz. Se sitúa en un plano, al pie del Cerro del Morro, en el borde mismo de la provincia de Ciudad Real. Morfológicamente configura un conjunto muy alargado en planta que se prolonga sobre el eje del viejo itinerario hacia Almadén, con los extremos constituidos por edificaciones de época moderna. El medio paisajístico participa del carácter agreste que caracteriza el ámbito.

Desde su fundación en el siglo XVI fue una aldea del Estado de Capilla, de la jurisdicción de la que se separó en el siglo XVIII. Como núcleo de población de dicho Estado, pertenecía al duque de Béjar. En 1798, según Tomás López, dependía en lo espiritual de la parroquia de Garlitos y del arzobispado de Toledo, en el temporal de la villa de Capilla, y su cabeza de partido era Trujillo. La población mantiene aún su carácter de enclave apartado, por causa de su localización en un confín del territorio extremeño, alejado de las vías de comunicación que conducen a los centros más importantes del entorno. En la segunda mitad del siglo XVIII su aislamiento llegaba a tal punto que, por ejemplo, no tenía maestro ni estudios de primeras letras.

En el núcleo urbano se encuentra la iglesia parroquial de San Andrés Apóstol, pequeño edificio originario de 1557, encalado de blanco y reconstruido recientemente. En el exterior del edificio no abundan los símbolos religiosos, únicamente una somera espadaña advierte de su condición religiosa.

Sobre una colina situada en las afueras de la localidad se encuentra la ermita de Nuestra Señora de la Soledad del Fuego. La fundación, anteriormente dedicada a la Virgen de la Soledad, se conecta con un suceso acaecido en 1672 en Madrid y en el que, con ocasión de un incendio ocurrido en la Panadería de la Plaza Mayor, un hombre salvó la vida encomendándose a su protección. En recuerdo de este episodio se levantó en el siglo XVIII esta ermita a la Virgen.

Entre los platos más destacados del municipio se encuentran las migas, el ajo blanco y el gazpacho. En el apartado de la repostería, destacan principalmente los tradicionales dulces que se elaboran en toda la comarca, como las roscas de candelilla, los canutos, los canelones con miel o los almendralillos.

Más información – Pueblos blancos de Extremadura: caminando a través de los pastizales 1

Fuente – Baterno

Te puede interesar

0 comentarios

Escribe un comentario