0

Badajoz, la ruta del jamón

Publicado por el .

La dehesa extremeña es sin duda el mejor sitio donde se crían los mejores cochinos destinados para la elaboración de jamones.

No solo de una buena crianza y alimentación se obtienen los mejores productos del cerdo sino también del buen hacer del arte y la dedicación de las matanceras donde aliñaron tan magníficos derivados del cerdo, tan extensos y exquisitos que las palabras no sirven para descubrir el placer de la degustación de tan exquisitas viandas, solo paseando por sus dehesas y campos de encinas donde pacen estos cochinos hociqueando la tierra en busca de alimento, se comprende y se admira esta tradición, tan arraigada y característica  de la comarca de Badajoz.

En esta tierra de extensas planicies y bastas dehesas nace se cría y muere el cerdo ibérico animal arraigado en las costumbres extremeñas y españolas como icono de la gastronomía Ibérica.

La matanza significaba en estas tierras tanto la base alimenticia tradicional de la provincia de Badajoz, como manjares culinarios para ricos y sibaritas de la buena gastronomía.

El jamón Ibérico procedente exclusivamente de dicho animal ibérico es posiblemente la única raza autentica y pura genéticamente hablando. Para que el jamón logre la denominación de Ibérico de bellota el puerco debe de haber gozado de la montanera pura, es decir debe de haberse alimentado exclusivamente de bellotas y rastrojos en los meses de octubre y febrero, si el animal en algún momento es mantenido con cebo este jamón pasa a llamarse de recebo y nunca a pacido en la dehesa su denominación pasa a ser jamón de cebo.

Jerez de los Caballeros se encuentra entre las localidades donde la crianza del cerdo adquiere el rango de maestría y en dicha localidad encontraremos el salón del jamón ibérico que se celebra en la segunda semana del mes de mayo. Eje vertebrador de toda la provincia y punto de partida para iniciar la ruta del jamón.

 

Te puede interesar

Escribe un comentario