0

ALBURQUERQUE

Publicado por el .

Alburquerque o Abu al Qurq, como también se le llamó entonces a esta villa, nos ofrece un amplio abanico de posibilidades comprimidas en este pequeño pueblo que no llega a 6.000 habitantes.

Probablemente deba empezar por hablar del Castillo de Luna, del que fuera uno de sus propietarios don Álvaro de Luna, maestre de la Orden de Santiago y condestable de Castilla. En el Castillo de Luna ofrecen una visita guiada que logra hacerla aún más interesante. En estos momentos, según informan desde la página web del Ayuntamiento de Alburquerque no se están realizando las visitas guiadas por obras.

Además de ver el Castillo, en Alburquerque merece la pena tan sólo pasear por sus calles, por aquellas que conforman el barrio medieval en el interior del recinto amurallado. Así se puede disfrutar de otros elementos turísticos como el Convento de la madre de Dios, del que pueden visitarse la iglesia y el claustro. La Iglesia parroquial de San Mateo, que se puede visitar de jueves a domingo en horarios de misas. La Puerta de Valencia, de la que resulta interesante observar el sistema defensivo de la misma. Este comenzaba con el obstáculo de un rastrillo, después una puerta unida a otra por un pasillo desde el que se arrojaban toda clase de objetos al enemigo desde arriba. La Puerta de la Villa o de Belén, situada frente a la Iglesia de San Mateo. El Recinto amurallado conservado en buena parte del sur y del oeste. En la zona norte se conservan en pie las torres defensivas, de las que cabe destacar a la Torre del Reloj, que servía antiguamente para avisar a los vecinos en caso de peligro. Y por último la Plaza de España.

Por último, recomendar la visita a esta localidad en cualquier época del año, pero especialmente durante la celebración de su Festival Medieval en el mes de Agosto.

Te puede interesar

Escribe un comentario